¿Qué hace un Orientador Profesional?

En el ambiente que tenemos últimamente alrededor del ámbito profesional nos podemos volver locos. No es de extrañar que la búsqueda de empleo te suponga mucho estrés y al final te haga sentir frustrado. Como Orientadora Profesional, puedo convertirme en una gran aliada; te ayudaré a superar estos sentimientos y a activar tu búsqueda de empleo por el camino adecuado. Si en algún momento piensas en mi como tu Orientadora Profesional, te proporcionaré las herramientas que necesitas para tomar esas pequeñas decisiones que tanto te traen de cabeza. Te ayudaré a hacer reflexiones profundas y realistas para que finalmente tú tomes el camino correcto en la dirección que tú quieras tomar.

Desde la orientación profesional trabajo con jóvenes estudiantes para ayudarles a determinar qué vía de estudios quieren escoger. Pero también trabajo con aquellos jóvenes que acaban de terminar sus estudios o con adultos que deciden dar un giro a su carrera laboral. Todo esto lo haremos siempre haciendo hincapié en tus aptitudes y habilidades; pero sobretodo en tus gustos y aficiones.

Capacidades de un Orientador profesional

Desde el minuto que elegí dedicarme a la orientación, comencé a trabajar en aquellas capacidades (en su mayoría innatas) que considero debe tener un orientador. Estas son las que considero más importantes:Orientador profesional

  • Empatía: Es la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Entender al otro es fundamental para poder ayudarle.
  • Asertividad: Es la capacidad de defender opiniones y creencias desde el respeto hacia los demás. Es necesario poder hacer ver al otro puntos de vista diferentes, sin que se sienta atacado.
  • Organización: Entre otros la gestión del tiempo y la capacidad de planificación, son herramientas importantes. Si yo no domino esto, difícilmente podré enseñarte a hacerlo.
  • Capacidad de observación y análisis: Cada persona que tengo delante es única, no puedo tratar de ayudarles a todos por igual. Como personas individuales, únicas e irrepetibles que sois, mi trabajo es conoceros lo más rápido posible para poder ayudaros a encontrar vuestro camino.
  • Trabajo en equipo: Mi trabajo no consiste en decidir por ti, en decirte lo que tienes que hacer. Consiste en ponerme a tu lado, motivarte, darte las herramientas que necesitas y caminar juntos.
  • Habilidades comunicativas: Cualquier palabra no vale, porque puede llevarte a un malentendido o a una mala decisión, y tú futuro vale mucho como para permitir eso.
  • Paciencia: … madre de la ciencia, del saber, del conocimiento. Hay decisiones que tomar, pero estas no se deben tomar a la ligera, por muy difícil que sea el camino, la tranquilidad y la calma nos llevaran a tomar buenas decisiones.

¿A dónde me dirijo?

La elección de una profesión va más allá de elegir una carrera. Comenzó aquella vez que te preguntaron: ¿qué quieres ser de mayor? Y te diste cuenta de que aquello que respondías siempre de manera automática ya no estabas tan seguro de ello. Fue ese momento en el que te paraste a buscar en tu interior qué es aquello por lo que te mueves, cuando comenzó tu andadura profesional.

Orientador profesionalSeguro que te suenan expresiones como “Puf, a ver si cojo vacaciones…” “Bah, es lunes, no me apetece nada trabajar.” Son muy habituales entre la población. Si piensas que es algo normal, tengo que decirte que estas equivocado. Por supuesto, el trabajo es trabajo, pero como se suele decir: “sarna, con gusto, no pica”. Si tu trabajo te apasiona, si te motiva de verdad, levantarse un lunes por la mañana no es ningún reto.

Elegir una profesión, supone tomar una decisión sobre a qué campo, área o salida profesional de las posibles opciones te quieres dirigir. Para tomar esta decisión siempre vamos a tener en cuenta la formación que has recibido, tus habilidades, gustos y aficiones. Hoy en día, cogemos el primer trabajo que nos sale: ¿cómo vamos a rechazar una oferta, sea la que sea, cuando acabamos de empezar? Vale, estoy de acuerdo, ese sentimiento de satisfacción cuando conseguimos nuestro primer empleo; eso de decir: “¡Oh, me han elegido a mí!” Este hecho nos hace sentir importantes, útiles. Es algo muy gratificante desde luego; pero debes plantearte si ese es TU TRABAJO, o es la antesala del mismo.

Herramientas necesarias

Al contrario de lo que se piensa, no solo es necesario tener una carrera para ejercer una profesión. A nuestra formación la debemos de acompañar de las herramientas necesarias para ejercerla. Pueden ser idiomas, habilidades informáticas, experiencia profesional, etc. Independientemente de todas ellas, la principal, la que tiene que estar sí o sí y sin ella no podemos hacer nada, es la ACTITUD. No quieras escoger el camino fácil, no existe, es tu actitud quien allanará el camino. Mientras pienses que no puedes, sientas que no eres capaz y creas que el esfuerzo no tiene recompensa, tu meta se alejará cada vez más. Sin embargo, si tienes una actitud positiva, motivación y ganas, las herramientas que necesitas para llegar a la meta irán apareciendo por el camino y el esfuerzo será recompensado con creces. Caerás, por supuesto que caerás, pero aprenderás a levantarte, más fuerte y con más ganas, y tarde o temprano lo lograrás.

¿Damos el primer paso?

No lo dudes y contacta con nosotros, te podemos ayudar.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Mensaje

Acepto la Política de Privacidad

Orientador profesional
4.9 (98.89%) 18 votes